Subscribe to Versos para Enamorar Subscribe to Versos para Enamorar's comments

Posts tagged ‘versos cortos de amor’


De tus ojos, de tus labios, de tu voz, de tus manos,
de tu mirada, de tus besos, de tus palabras, de tus caricias,
de la forma en que me miras, me besas, me hablas y me tocas. 
Si… ¡Estoy enamorado!                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              

 

“En mis sueños estás perenne,
en mi mirada estás solemne
y en mis labios estás latente”

 

 

 

 

 

“Cuando naciste algo increíble pasó en el cielo… dos luceros se asomaron a verte y resbalaron ¡Qué suerte para ti que cayeron en tus ojos! ¡Qué suerte tengo yo de estar tan cerca de ti y poder admirarlos!”

 

 

“¿Sabes? tendré que usar lentes oscuros cada vez que vaya a verte… es que descubrí que… eres mi sol”

 

 

 

“No importa cuánto tiempo demores en darme una respuesta, aunque no lo digas, sé que sientes lo mismo por mí, porque cada vez que te miro el verano se dibuja en tus mejillas, y eso no lo puedes evitar”

 

 

 

“Hay más amor por ti en mi pecho, que estrellas en el universo”

 

 

 

 

Un beso es la caricia de los labios,
pero si es tu beso y son tus labios
es la caricia de tu alma a mi alma.

 

Después de tu amor queda la alegría
salpicada de sonrisas,
queda un “te quiero” que se hizo tan grande
que ahora se escribe “te amo”,
quedan unas ganas incontrolables de estar a tu lado,
quedan noches que prefirieron desvelarse
                                                              y días que nunca se fatigaron.

Después de tu amor sigues aquí, y sigue tu amor,
porque tu amor no tiene tiempo,
aunque se esconda entre la rutina,
aunque se oculte detrás de una lágrima,
siempre lo delata tus suspiros.

Después de tu amor quedo yo, pero contigo.

 

 

 

 

¿Tú corazón es de hierro? — ¡Si! —
Ahora entiendo todo… el mio es de imán.

Jacobo Reyes